Qué publicar en cada red social

¿Qué tipo de contenidos puedes publicar en cada red social?

Para preparar el contenido de mi curso online de Redes Sociales para Emprendedores, pregunté a mis suscriptores por sus principales preocupaciones a la hora de plantear su estrategia. Un 50% de los participantes me confesó que su mayor problema era no saber qué publicar en cada red social.

Hemos escuchado cientos de veces aquello de que el contenido es el rey. Sin embargo, si no sabemos qué hacer con él, de poco le sirve su corona.

Muchas marcas optan por centrarse en una única red social. Está bien así, céntrate en lo que puedes controlar y más adelante te irás expandiendo. Lo que no te aconsejo es que vincules las demás redes para publicar de forma automatizada. Cada red tiene su propio lenguaje y algoritmo. Facebook, Instagram, Pinterest o Twitter requieren distintos tipos de publicaciones.

Con el artículo de hoy, quiero compartir contigo qué publicar en cada red social. Espero que, tras terminar de leerlo, tengas nuevas (y buenas) ideas para aplicar a tu negocio.

Qué publicar en cada red social

A la hora de plantearnos qué publicar en cada red social, debemos tener en cuenta qué tipo de contenidos funcionan mejor. A continuación, compartiré contigo algunas orientaciones generales basadas en mi experiencia con clientes de distintos sectores. No obstante, mi recomendación siempre es que hagas pruebas.

En qué redes sociales debo tener presencia

A la hora de decidir en qué redes sociales vamos a estar, debemos tener en cuenta nuestra estrategia de contenidos.

En primer lugar, nos preguntaremos dónde se encuentra nuestra audiencia. Si nuestros clientes no usan Twitter, ¿para qué vamos a convertirla en nuestra prioridad? Podemos crear un perfil para atender posibles incidencias y publicar algún contenido, pero no perdamos el tiempo.

A continuación, deberemos ser conscientes de cuánto tiempo podemos dedicar semanalmente a crear contenidos y atender nuestras redes sociales. Si apenas tenemos tiempo, es mejor que nos centremos en las dos más importantes y nos volquemos en ellas. No tengas muchas cuentas que no puedes atender.

Finalmente, nos plantearemos para qué estamos en cada red social, qué objetivo buscamos conseguir. Muchos emprendedores abren cuentas en redes sociales porque les dicen que deben hacerlo, pero no se plantean cómo contribuye a su negocio.

Con estas cuestiones claras, ahora sí, vamos a ver qué publicar en cada red social:

Facebook: superar el algoritmo

Qué dolores de cabeza nos da Facebook con los cambios en su algoritmo. Muchas personas, incluso, han decidido abandonar la red social y migrar a lugares más cálidos, como Instagram. Yo misma estuve tentada de hacerlo. No abandonar totalmente pero sí dedicarle bastante menos tiempo. Sin embargo, si hemos sobrevivido al cambio de algoritmo con anterioridad… ¿por qué no íbamos a hacerlo ahora?

No es tan difícil, solo se trata de conocer qué quiere la red social. Y lo que Facebook desea es que el contenido que se vea sea el que realmente interese a sus usuarios. ¿Cómo sabe si interesa? Porque comentan, comparten e interactúan. Si nuestros seguidores pasan de largo, Facebook deja de mostrarlo. Si publicamos muchos contenidos poco interesantes, reduce nuestro alcance. Así de sencillo, así de duro.

 ¿Qué podemos publicar en esta red social? Mi consejo es que apuestes por los vídeos, por los directos y por los grupos. Estos contenidos son los que más visibilidad tienen.

Además, debemos compartir nuestras experiencias, humanizar nuestra marca, hacer preguntas a nuestros usuarios. De este modo, conseguiremos más interacciones y, por tanto, mayor alcance. Además, es importante que sepas a qué hora publicar. Hazlo cuando tus usuarios estén conectados (puedes ver sus horarios dentro de las Estadísticas de tu página).

Crea un grupo alrededor de tu marca, de tus productos o de tus valores. Tú eres quien mejor conoce a tu público objetivo, crea contenido interesante para ellos.

Finalmente, un último consejo: aprovecha los Facebook Live. Como te dije en el artículo para incrementar las interacciones en tus redes sociales, busca el equilibrio entre los directos improvisados y aquellos que anuncies y promociones con anterioridad. Cuanto más dure tu directo, mayor alcance tendrá, mayor visualizaciones y mayor número de comentarios y reacciones.

Instagram: fotografías de buena calidad y Stories

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que es la red social por excelencia a día de hoy. Es cierto que también ha perdido encanto con el cambio de algoritmo, pero Instagram nos permite conectar con nuestra audiencia de forma muy cercana y directa.

Desde sus inicios, Instagram ha sido la red de las fotografías bonitas (y de calidad) y eso no ha cambiado. Debemos cuidar nuestro grid, la forma en la que aparecen las fotografías en nuestro perfil.

El objetivo debe ser buscar la armonía entre estas imágenes, que todas ellas respiren el mismo aire. Para conseguirlo, puedes recurrir al color (mantén siempre una gama de color similar), a la composición o, incluso, al atrezzo que uses.

 Mantén una actividad diaria en Instagram, a través de fotografías y Stories, para ganar interacciones y ganar seguidores. Cuanto más contenido generes, más presencia tendrás. Eso sí, siempre buscando el equilibrio para no saturar.

Para hacer frente al nuevo algoritmo de Instagram, te aconsejo que crees contenido evergreen, es decir, que publiques fotografías que sean válidas hoy miércoles, mañana jueves y dentro de cinco días. Si subes una imagen de “Hoy último día para…”, muchos de tus seguidores lo verán a destiempo.

Utiliza Instagram Stories para realizar ese tipo de avisos, pero también para compartir experiencias, reflexiones, el día a día de tu marca y hablar de tú a tú con tu público.

Twitter: artículos, hilos y GIFs animados

Y si Instagram es la red social de nuestros ojos, Twitter va perdiendo fuelle entre la mayoría de emprendedores. ¿Cerramos cuenta y nos marchamos? No, tampoco es necesario. Vamos a seguir en la red social de los 140 caracteres 280 caracteres algún tiempo más.

Es una buena red social para derivar tráfico a nuestro blog. Con Blogsterapp, puedes vincular los artículos de tu blog a Twitter para que se publiquen de forma automática, tantos los nuevos como los antiguos (así sigues dándoles vida sin perder tiempo). Tú solo tienes que escribir cinco tuits por artículo para que la herramienta los vaya utilizando y no resulte repetitivo para tus seguidores.

 Comparte contenidos de actualidad y artículos de tu blog en Twitter para posicionarte en tu sector. Conecta con otros profesionales afines y llama la atención de tus seguidores con GIFs animados e hilos.

Ahora bien, si tu público sí que está en Twitter, entonces ya sabes que debes apostar por esta red social al máximo. Ojo, que la mayoría de emprendedores no encuentren los resultados que buscan, no significa que a ti te vaya a ocurrir. Si te preguntas qué publicar en cada red social, allá van un par de consejos para Twitter:

Los hilos se han vuelto muy populares en la red social para contar historias, anécdotas y curiosidades, pero también para explicar información de actualidad de manera atractiva. Puedes verlo en el ejemplo de @Datadista.

Además, utiliza los GIFs animados para llamar la atención de tus seguidores, pero tampoco abuses de ellos. No queremos que nuestro Twitter parezca una web de los 90.

Pinterest: infografías, fotografías inspiradoras y tutoriales paso a paso

Pinterest podría ser la red social más desaprovechada por la mayoría de marcas. Más allá de inspirarnos con sus fotografías de decoración, moda, comida saludable, etcétera, es un potente buscador que muchos usamos a nivel usuario. Sin embargo, la mayoría no lo incluye en su plan de marketing.

 Utiliza Pinterest con el objetivo de redirigir tráfico a tu blog. Para ello, crea contenidos que resuman o que aporten información adicional a tus textos, como una infografía o un tutorial en imágenes paso a paso.

LinkedIn: novedades del negocio, grupos y ofertas de empleo

LinkedIn es la red social profesional por excelencia. Para muchos, no es más que un lugar en el que tener colgado su currículum. Sin embargo, podemos sacarle mayor provecho para nuestro negocio.

En primer lugar, optimiza tu perfil para indicar qué aportas a tus clientes. Incluye en tu título qué beneficios les generas: “Ayudo a marcas creativas a convertir más en Facebook Ads”, por ejemplo, o “Diseño ilustraciones personalizadas para tus libros y carteles promocionales”.

 Usa los grupos para posicionarte en tu sector y conectar con otros profesionales, publica las novedades de tu negocio y optimiza tu perfil para destacar qué beneficios aportas a tus clientes.

Además, puedes usar LinkedIn para conectar con posibles colaboradores o contratar talento mediante ofertas de empleo. Los grupos, por otro lado, te servirán para posicionarte en tu sector, compartir contenidos interesantes y generar sinergias. Crea una página de tu empresa de tu marca y comparte los hitos más importantes.

 

Para terminar con estas ideas sobre qué publicar en cada red social, quiero mencionar brevemente a Google+. Como red social, tiene poca actividad, pero pertenece a Google. Se dice, se comenta, se rumorea que los artículos que subimos posicionan mejor. Si tienes un blog, no pierdes nada por probarlo.

Cómo gestiono mi tiempo para crear contenidos

Espero que este artículo te haya servido para saber qué publicar en cada red social. No se trata de impulsarlas todas a la vez, sino de centrarte en aquellas en las que se encuentra tu audiencia e ir creciendo y creando, cada vez, contenido más elaborado. A modo de resumen:

  • Facebook: vídeos, directos y grupos
  • Instagram: fotografías de calidad evergreen y Stories a diario
  • Twitter: noticias interesantes, artículos del blog, hilos y gifs
  • Pinterest: infografías y tutoriales paso a paso redirigiendo a tu blog
  • LinkedIn: hitos de tu negocio, ofertas de empleo, contenido profesional en grupos
  • Google+: artículos de tu blog

Déjame un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.