Cómo replanificar tu año para superar los imprevistos y la incertidumbre

Replanificar es el secreto mejor guardado de toda planificación.

Cuando planificamos nuestro año y definimos las metas que deseamos alcanzar, debemos tener en cuenta que surgirán imprevistos. En 2020, muchas personas pensábamos que éste iba a ser nuestro año. Teníamos planes para que así fuera y, sin embargo… ¿Quién nos iba a decir, cuando planificamos nuestro año con todo el cariño del mundo, que íbamos a tener el mayor de los imprevistos? Una pandemia mundial. Eso sí, míralo por el lado bueno: qué súper oportunidad para aprender a replanificar, hacer frente a la incertidumbre y sortear los imprevistos. Y, como digo siempre…

Cambia tu estrategia pero no tus metas.

Lucía Jiménez Vida

Si quiero viajar de Madrid a Sevilla y recibo avisos de que hay retenciones en la carretera, no cambio mi destino, sino que elijo otra carretera. Lo mismo ocurre con la planificación, mantenemos nuestras metas mientras estén alineadas con quién queremos ser. Es la estrategia para llegar a ellas la que debemos adaptar a las circunstancias.

Cuándo debes replanificar tu año

Publico este artículo es junio de 2020, un momento PERFECTO para que revises tu planificación de comienzos de año y hagas los ajustes correspondientes para replanificar tu estrategia. Estamos saliendo de una pandemia mundial producida por la crisis del coronavirus. Nuestros planes se han visto afectados, pero… déjame que te diga algo: incluso si no hubiésemos tenido la pandemia, en junio nos habría tocado replanificar la estrategia. Es un hábito que te recomiendo que implementes.

¿Cómo lo hacemos? Te lo cuento en este artículo que te recomiendo ampliar con el vídeo a continuación:

5 pasos para replanificar tu estrategia

1. Revisa tu planificación de este año

Estoy segura de que, a comienzos de este año, hiciste una planificación de lo que te gustaría lograr y los pasos que ibas a dar para conseguirlo. Es el momento de que regreses a ella para revisarla. ¿Aún estás en sintonía con las metas que te marcaste? ¿Siguen siendo relevantes en tu vida? Recuerda que deben ser coherentes con tus principios, creencias y valores. Si han dejado de serlo, cámbialas.

Sin embargo, si aún te emocionas al leerla y tienes la determinación de ir a por ellas, no abandones por el simple hecho de que estos primeros meses del año no han sucedido como tú querías. Ya sabes, solo tenemos que replanificar la estrategia.

2. Analiza los resultados

Cuando planteamos nuestras metas del año, es aconsejable dividirlas en micrometas y poner una fecha límite para cada una de ellas. ¿Cuánto deberías haber conseguido para junio? ¿Cómo de cerca o de lejos te encuentras respecto a esa cifra?

Analiza cómo han sido los últimos 6 meses: qué has conseguido, qué te ha faltado, por qué ha sido así, qué ha funcionado, qué es lo que no, cómo han influido las circunstancias y qué has hecho al respecto.

3. Replanifica los próximos 6 meses

Una vez finalizado el análisis, ya conoces qué tácticas puedes mantener porque te han funcionado, qué debes cambiar porque no te han servido y cuánto debes pisar el acelerador para alcanzar la meta que te habías propuesto. Si estás lejos de ella, tendrás que apostar fuerte por conseguirla. Necesitarás un cambio de mentalidad, nada de ir poco a poco. Es el momento de soñar a lo grande.

Con estas ideas en mente, redefine los 6 meses que tienes por delante. Aún tienes tiempo de alcanzar tu meta.

4. Aterriza tu replanificación y diseña tu nueva estrategia

Empieza por planificar tiempo para lo importante. Esa meta que quieres conseguir requiere tu atención y tu tiempo, así que inclúyela en tu calendario, decide cuánto tiempo diario o semanal le vas a dedicar.

Para mí, mi canal de YouTube es súper importante y, por eso, siempre reservo un espacio en mi calendario para grabar, editar y seguir formándome. Porque para mí es una prioridad ofrecerte una calidad cada vez mayor.

5. Diseña un Plan B

Adelántate a los acontecimientos. Si todo fuese mal, si consiguieses la mitad de lo que deseas… ¿qué acciones harías dentro de 3 meses? Por ejemplo, si tus ingresos disminuyen, ¿qué gastos podrías eliminar? Piensa que la incertidumbre siempre va a estar ahí. No sabemos lo que ocurrirá mañana ni pasado ni dentro de 3 meses.

Planificamos, pero siempre con la flexibilidad para replanificar si es necesario. Porque no podemos controlar las circunstancias, no podemos cambiar lo que sucede a nuestro alrededor. No es nuestro poder y tampoco nuestra responsabilidad.

Pero, ¿sabes cuál es el súperpoder que SÍ tienes? Elegir cómo vas a actuar frente a lo que te sucede, qué actitud vas a tomar, qué acciones vas a realizar. Así que, es el momento de que tomes acción y reserves AHORA un hueco en tu calendario para replanificar este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cumple tus planes

Entrenamiento gratuito

Cumple tus planes

Entrenamiento gratuito

Cumple tus planes

Entrenamiento gratuito

Inscríbete ahora

Te enviaremos el acceso por e-mail

EL WEBINAR SE CELEBRARÁ EN

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds
Ir arriba
X