Visual Storytelling

Qué es Visual Storytelling y cómo puedes aplicarlo a tu negocio

Si el Storytelling es importante para cualquier negocio, ¡no digamos el Visual Storytelling! Realmente, a lo que nos referimos cuando hablamos de Visual Storytelling es al arte de contar historias a través de las imágenes (estáticas o en movimiento).

Cuando empecé a trabajar como periodista en televisión, recuerdo que me dieron una pauta: las imágenes que acompañaban a los textos de mis noticias debían contar algo. Si decidía utilizar unas imágenes en lugar de otras debía ser porque las primeras transmitían más y mejor información. Por lo tanto, debía olvidarme de contar con vídeos de relleno que no reforzaran el mensaje que quería transmitir.

Posteriormente, cuando estudié guión audiovisual, me insistieron en lo mismo. Si un objeto tiene una presencia destacada en una escena, es porque este objeto es importante en la narración. Es posible, incluso, que cuente su propia historia. ¿Recordáis quién mató a Laura Palmer en Twin Peaks? Os recomiendo que volváis a ver el primer episodio de su primera temporada. ¿Qué personaje mancha de sangre el retrato de Laura? Exacto: ¡Lynch nos desveló en el primer capítulo quién era el asesino! Casi nadie reparó en ello, pero el baile de Leland con el retrato de su hija no fue fortuito.

Estos consejos (las imágenes importan; las imágenes deben contar una historia) los he tratado de aplicar siempre como profesional del marketing. Si utilizo una imagen, que no sea por casualidad. En este artículo, os daré algunos consejos más para que vuestro Visual Storytelling sea más eficaz.

 

Qué es Visual Storytelling

El Visual Storytelling es el arte de contar historias a través de las imágenes.

Profundicemos un poco más. Cuando hablamos de contar historias nos referimos a narrar una serie de acontecimientos en los que un protagonista debe superar un conflicto siguiendo la estructura clásica del relato. Hacerlo a través de las imágenes implica el uso de contenido multimedia (fotografías, infografías, gifs animados, vídeos, etcétera). Esto es así cuando hablamos de campañas específicas de Storytelling.

Sin embargo, debemos ir más allá. Como hemos dicho en otras ocasiones, debemos distinguir entre una campaña concreta de Storytelling y el storytelling propio de una marca. En este segundo caso, se trata de transmitir los valores de la marca de manera continuada y eficaz.

Aquí el Visual Storytelling juega un papel primordial.

Las fotografías que utilizamos en nuestra página web y en nuestras redes sociales o los colores que asociamos a nuestra marca también forman parte de la historia que contamos sobre nosotros.

Antes os he puesto el ejemplo de Twin Peaks respecto a la importancia de los objetos. El color también comunica. En la película Cisne negro, que protagoniza Natalie Portman, asistimos a la transformación de Nina hacia la oscuridad. En los primeros planos, la joven bailarina viste siempre de rosa pastel. Hacia mitad de la película, su vestuario se vuelve más gris, hasta finalizar con el negro. De nuevo, esta elección del color no es casual.

Podemos definir el Visual Storytelling como el arte de comunicar la historia y los valores de nuestra marca a través de imágenes, fijas o en movimiento, impactantes para nuestra audiencia.

Beneficios para tu negocio

La importancia del Visual Storytelling reside, principalmente, en el funcionamiento de nuestro cerebro. El Storytelling facilita que nuestro cerebro recuerde mejor el mensaje que le queremos transmitir. El Visual Storytelling contribuye a que este proceso sea incluso más eficaz:

  • El cerebro procesa las imágenes hasta 60.000 veces más rápido que el texto (fuente).
  • Los contenidos que contienen imágenes son vistos hasta un 94% de veces más (fuente).
  • Cerca de 100 millones de usuarios de Internet ven, al menos, un vídeo al día (fuente).
  • El 46,1% de los consumidores juzga la credibilidad de una marca en función del diseño de su web (fuente).
  • Las personas recuerdan el 10% de lo que oyen, el 20% de lo que leen y el 80% de lo que ven y/o experimentan (fuente).

¿Aún te preguntas qué beneficios tiene el Visual Storytelling para tu negocio?

  1. Incrementa la credibilidad de tu empresa
  2. Aumenta el recuerdo de tu marca entre tu público objetivo
  3. Mejora las interacciones en redes sociales
  4. Te permite distinguirte de tus competidores
  5. Hace que tu marca sea fácilmente reconocible

Las claves del Visual Storytelling

No obstante, para lograr una comunicación más eficaz a través del Visual Storytelling, es necesario conocer las claves. ¿En qué consiste exactamente el Visual Storytelling?

  1. No lo digas, muéstralo

    Si puedes mostrarlo con imágenes, no te esfuerces en explicarlo con palabras. Si en una película pueden mostrarnos el pasado de un personaje a través de sus propias acciones, siempre será que mejor que colarnos el típico discurso de “Por qué soy así”. Del mismo modo, cuando hablamos de Visual Storytelling en el entorno digital, debemos tratar de ahorrar palabras.

    Aplicado al mundo de los negocios, es mejor mostrar los beneficios de nuestros productos o servicios que explicarlos.

  2. Causa una gran primera impresión

    Utiliza imágenes de gran impacto. Todos sabemos lo importante que es la primera imagen que transmitimos. Cuando un cliente potencial visita nuestra web por primera vez o se encuentra con uno de nuestros posts en redes sociales, es importante que nuestro Visual Storytelling llame su atención y lo enamore.

    Debemos tener en cuenta que esta primera impresión es muy rápida. Es esa primera sensación que una imagen te transmite: ¿es aburrido, cuqui, dulce, demasiado pasteloso, divertido…? Las imágenes que utilizamos, los vídeos, los colores, la tipografía, el diseño de nuestra web… Todo debe contribuir a que esa primera impresión sea positiva.

  3. Sin conflicto no hay historia

    Ahora bien, cuando hablamos de contar una historia, es imprescindible que exista un conflicto. Contar que un día nos despertamos, decidimos montar nuestro propio negocio y que ya lo tenemos carece de interés. Sin embargo, compartir las dificultades a las que tuviste que hacer frente, las dudas que te surgieron, los momentos de desmotivación… no sólo te humaniza, sino que además hace que tu historia sea mucho más interesante.

    Sin conflicto no hay historia, ya lo comentábamos al hablar del planteamiento, nudo y desenlace. El conflicto se produce cuando nuestro personaje desea algo y debe superar una serie de obstáculos para alcanzarlo. Recuerda también que el clímax se produce cuando el personaje alcanza su objetivo, momento en el que debemos transmitir nuestro mensaje clave o nuestro CTA (call to action). En mi artículo sobre cómo escribir casos de éxito para ganar clientes también te explico cómo puedes aprovechar esta estructura a tu favor. Como ves, las posibilidades son infinitas.

  4. Tu producto no es el protagonista

    ¡Las personas lo son! Por supuesto que es recomendable que cuentes la historia detrás de tu negocio o de tus productos, pero siempre desde un punto de vista personal. Tú, tus empleados, tus colaboradores y tus clientes debéis ser siempre los protagonistas de las historias que cuentes. Luego veremos un ejemplo de cómo lo hace Hello! Creatividad en Instagram.

    Tampoco se trata de contar cualquier historia (ni la historia de cualquiera). Cuenta aquellas historias con las que tu público objetivo se pueda sentir identificado.

  5. Transmite un mensaje clave

    Mejor, incluso, si con este mensaje despiertas la curiosidad de tu audiencia. A la hora de plantear cualquier Storytelling, debes preguntarte cuál es tu premisa. ¿Qué mensaje clave quieres transmitir? ¿Qué enseñanza te gustaría compartir? ¿Cuál es la moraleja de tu historia? Si con tu Storytelling logras que tus clientes potenciales se hagan preguntas o reflexionen sobre lo que acaban de ver, conseguirás una mayor implicación por su parte. Una implicación que, como a estas alturas ya sabes, se convierte en un mayor compromiso con tu marca.

Visual Storytelling en las redes sociales

En las redes sociales, podemos utilizar el Visual Storytelling para conseguir un mayor número de interacciones, mejorando así nuestro engagement.

En Facebook, por ejemplo, la opción más potente actualmente es Canvas. Con esta herramienta, puedes combinar vídeos, imágenes y botones de llamada a la acción obteniendo resultados muy visuales. Pensado específicamente para su consumo en smartphones, nos permite contar historias de manera muy creativa. Lo podemos incluir en nuestras publicaciones o en nuestros anuncios para móvil.

En Instagram, además de contar con las Stories, podemos utilizar las galerías para compartir una historia en varias fotografías.

En Twitter se encuentran muy de moda los hilos, que permiten contar historias y compartir experiencias más allá de los 140 caracteres. Una solución para planificarlos con antelación es el Twitter Text Splitter de mi amigo Iván, aka @TwittBoy. Otra opción es usar los Momentos.

Finalmente, también Spotify nos puede servir para contar historias de manera musical. Podemos hacerlo a través de los títulos de las propias canciones, de los mensajes que éstas transmiten e, incluso, fijándonos en el estado de ánimo que nos contagian.

Ejemplos de Visual Storytelling que inspiran

  1. Hello! Creatividad

    Como os decía antes, una de las cuentas que más cuidan su Visual Storytelling en Instagram es Hello! Creatividad. En primer lugar, porque la armonía que existe en su perfil es evidente en un primer vistazo. Todas sus imágenes están muy cuidadas y combinan fotografías con diseño gráfico de manera equilibrada. Además, en sus Stories suelen compartir entrevistas con sus empleados y/o colaboradores, recomendaciones y mucho más, siempre hilando una historia con la anterior. Finalmente, el ejemplo que os quiero traer está relacionado con las galerías de Instagram. El equipo de Hello! Creatividad las utiliza para presentar a sus colaboradores de forma creativa, contando su historia a través de curiosidades:

  2. Melon Blanc

    Continuamos con Melon Blanc, la agencia de diseño, fotografía e interiorismo a la que pertenece Isabel Macías junto a Marina Barrio e Isabel Gil. Sus cuentas de Instagram personales son recomendables al 100%. Sin embargo, lo que me gustaría destacar de ellas es la coherencia visual que mantienen en todas las imágenes que utilizan en redes sociales y en su web. Colores muy llamativos, patrones imposibles, objetos cotidianos fuera de su cotidianidad y mucha creatividad son las claves de su Visual Storytelling.

  3. Coco Dávez

    La artista Coco Dávez también cuida mucho la imagen que transmite en sus redes sociales. Con un estilo único, en sus fotografías -al igual que en sus cuadros- siempre resaltan sus combinaciones de colores intensos: amarillo, rojo, azul klein… Su flequillo a un lado, sus labios rojos y su marcado eyeliner suelen acompañarla en sus fotografías. Avanzar por su perfil de Instagram es deleitarse con todo un ejemplo de Visual Storytelling. Coco Dávez no falla en ni una sola fotografía.

    A post shared by Coco Dávez (@cocodavez) on

 

A modo de resumen, el Visual Storytelling es el arte de comunicar con historias a través de imágenes que impacten a nuestra audiencia y que guarden coherencia y armonía entre ellas. Debemos cuidar qué comunicamos con los colores que utilizamos, las fotografías que subimos y, en definitiva, la identidad visual que compartimos. Por último, cuando utilicemos el Storytelling en nuestras campañas, debemos tratar de transmitir más con las imágenes que con las palabras.

Curso Online de Storytelling para Emprendedores

You may also like

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Compartir22
Compartir1
+11