Casos de éxito del Marketing de Contenidos

Los 3 primeros casos de éxito en el marketing de contenidos

Los primeros casos de éxito en el marketing de contenidos no se hicieron esperar. Creemos que este tipo de acciones son totalmente novedosas porque nosotros estamos empezando a incluirlas en nuestras estrategias. Sin embargo, el marketing de contenidos lleva entre nosotros más de un siglo, aunque no tuviésemos nombre y apellidos para él. En este artículo, te mostraré tres ejemplos pioneros que seguro te inspirarán.

Casos de éxito en el marketing de contenidos que hicieron historia

  1.  John Deere, un fabricante de maquinaria agraria con muy buenas ideas (1895)

    El nombre de John Deere puede ser desconocido por muchos, pero su inclusión en este listado de los primeros casos de éxito en el marketing de contenidos no es casual. Se trata del primero que conocemos que todavía dura hasta nuestros días. John Deere era un fabricante de maquinaria agraria que, un día de 1895, decidió lanzar una revista sobre agricultura, The Furrow.

    En lugar de utilizarla para vender sus productos de forma directa, como hacían los catálogos de la época, ofrecía información de interés para los granjeros, como ideas para aumentar sus beneficios o resolver problemas como las plagas. John Deere puso especial interés en la calidad de cada edición y contrató a periodistas y grafistas que tuviesen la capacidad de crear una revista como las que se comercializaban por aquel entonces. El objetivo era ofrecer contenidos que de verdad preocupasen a los granjeros que la iban a leer y hacerlo de forma atractiva. En la actualidad, The Furrow se puede leer online, aunque se comercializando en 40 países, en 12 idiomas, sumando más de 1,5 millones de lectores.

  2. Michelín, la guía con la que crecimos (1900)

    La primera Guía Michelín se distribuyó gratuitamente entre los compradores de neumáticos en el año 1900. Aquella primera edición ofrecía información interesante para los conductores franceses, como un listado de talleres o planos de las ciudades más importantes. Con más de 400 páginas, la guía de esta marca de neumáticos tuvo una distribución superior a los 35.000 ejemplares con su primera edición. Debido a su gran éxito, ya que todos querían tener una Guía Michelín en su vehículo, la marca decidió empezar a comercializarla en 1920, incluyendo ya información sobre restaurantes y lugares de interés turístico. Su contenido era tan interesante que los clientes de la marca estaban dispuestos a pagar por él.

    Con más de un siglo de vida, la Guía Michelín se distribuye hoy en 90 países y cuenta con 14 ediciones diferentes que cubren las carreteras y los restaurantes de más de 23 países distintos. Además, su prestigio ha sido tal que, en la actualidad, los mejores restaurantes luchan por obtener sus estrellas Michelín, el reconocimiento de la guía a la calidad gastronómica.

  3. August Oetker y su recetario centenario (1911)

    El doctor August Oetker es el inventor de la levadura en polvo, un ingrediente esencial en más de una receta de repostería que tiene como objetivo que las masas crezcan durante su horneado. Antes que él, otros científicos habían dado con la fórmula de la levadura en polvo, pero se habían centrado en vendérsela únicamente a pastelerías. El Dr. Oetker, en cambio, decidió dirigirse a las amas de la casa. Con esa decisión, pasó a formar parte de los casos de éxito del marketing de contenidos que merecen la pena destacar.

    En su estrategia por llamar su atención y darles a conocer su producto, incluyó recetas en el dorso de sus paquetes de levadura en polvo, para así promover su uso y explicar su funcionamiento. Pronto se dio cuenta de lo interesante que resultaban estas recetas para sus clientas, por lo que decidió sacar un libro de recetas de cocina que, desde su lanzamiento en 1911, ha vendido más de 19 millones de copias. ¡Una buena forma de perpetuar su marca! ¿Quién no conoce, hoy en día, los productos del Dr. Oetker? Sin duda, el hecho de decidirse por un público objetivo nicho y crear un libro que les resultase de utilidad le ayudó a diferenciarse de sus competidores y a que su marca haya llegado hasta nuestros días.

Éstos son sólo tres de los primeros casos de éxito en el marketing de contenidos, pero desde luego existen muchos más a lo largo de la historia. Entre las razones comunes de su éxito, encontramos que en las tres ocasiones, sus responsables decidieron dirigirse a un público concreto (agricultores, conductores, amas de casa), en lugar de disparar a todo el mundo. El contenido que ofrecieron, además, no era promocional. Por el contrario, resultaba de interés para sus clientes, que incluso estaban dispuestos a pagar por el mismo. Las tres son marcas que han logrado durar más de un siglo y no es casualidad. Desde el principio supieron entender las necesidades de sus clientes y adaptarse a ellas.

You may also like

2 comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Crea tu Plan de Marketing

Crea tu Plan de Marketing

 

Solicita ahora tu kit de plantillas para empezar a trabajar en tu Plan de Marketing. Sólo tienes que introducir tus datos para recibir una infografía con el paso a paso del Plan de Marketing, una plantilla para hacer seguimiento de tus KPI y una página rellenable para tener todo tu Plan de Marketing a la vista.

Te has registrado con éxito, enseguida te redirijo y te envío tu kit de plantillas.

Twittear
Compartir9
Compartir8
+11